4,779 miembros de Policía de NY vuelven a trabajar tras recuperarse del COVID-19, Hasta ayer, 5,300 agentes habían dado positivo al coronavirus

New York.- Un total de 4,779 miembros del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York han regresado a trabajar completamente después de recuperarse tras dar positivo al COVID-19, mientras que 373 uniformados más 108 civiles aún siguen enfermos del virus. La información la dio a conocer el Departamento de Policía en su cuenta de Twitter, donde además reportó que, hasta ayer, totalizaban 5,300 los miembros de la institución que habían dado positivo por coronavirus.
En la red social también recordó a los 41 miembros del servicio que murieron debido a una enfermedad relacionada con el coronavirus. El Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York continúa visitando restaurantes, bares, supermercados, salones y espacios públicos para recordar a las personas la prohibición de congregarse y practicar el distanciamiento social. La institución informó que el pasado martes se emitieron 12 convocatorias y se realizaron tres arrestos con respecto a la aplicación del distanciamiento social.

Entre las 8 de la mañana del martes 5 de mayo y las 8 de la mañana del miércoles 6 de mayo oficiales de la Policía visitaron 3,140 supermercados y farmacias, de los que 1,518 estaban cerrados, según un reporte preliminar. Además, visitaron 6,568 bares y restaurantes, de los que 5,404 estaban cerrados, y 1,249 lugares públicos, de los que 903 estaban cerrados. Uno de los principales sindicatos policiales de la ciudad de Nueva York ha solicitado a las autoridades que releven a los agentes de su función de imponer el distanciamiento social.

"Esta situación es insostenible: la Policía de Nueva York tiene que sacar a los policías de su labor de imponer el distanciamiento social de una vez por todas", aseguró el presidente del sindicato Police Benevolent Association, Patrick Lynch, informó la agencia EFE. Según la publicción de EFE, Lynch tilda a las autoridades de "cobardes" y las acusa de haber entregado a los policías unas "indicaciones vagas y unos mensajes contradictorios" para que actúen por ellos mismos. La petición se hace pública después de una polémica desatada en la ciudad tras difundirse un vídeo en el que un policía golpea a dos personas en una detención aparentemente relacionada con el distanciamiento social.
Publicado: jueves, 7 de mayo de 2020, a las 3:55 p.m. (ET)