Científicos EE.UU. crearon una vacuna experimental para COVID-19 lo hicieron en un tiempo récord; Usaron el propio cuerpo humano sin ADN

Madrid.- Los científicos de EE.UU. que crearon una vacuna experimental para COVID-19 lo hicieron en un tiempo récord de tres semanas porque no esperaron a conocer su ADN, sino que usaron el ARN mensajero, es decir, la información del propio cuerpo humano, explica a Efe el investigador español Juan Andrés.

Andrés, de 55 años, se encargó de supervisar el proceso que permitió a la empresa estadounidense de biotecnología Moderna Terapeutics fabricar en solo tres semanas la vacuna experimental que ahora científicos del Gobierno de EE.UU. están probando en un grupo de 45 voluntarios.

Otros países, como China, han iniciado ensayos clínicos para probar diferentes vacunas; pero el equipo de Andrés fue el primero porque usó el ARN mensajero para introducirlo en las células humanas y que el propio cuerpo produjera las proteínas virales ante las que generar los anticuerpos que necesita para defenderse.
Publicado: martes, 24 de marzo de 2020, a las 7:49 p.m. (ET)