Obispo de Mao, Monseñor Diómedes Espinal, expresó que los “feminicidios” en la República Dominicana es: “por la falta de Amor a Dios”

Hatillo Palma.- El obispo de la diócesis Mao-Montecristi, monseñor Diómedes Espinal, atribuyó a la falta de Jesucristo en los corazones de las personas, los feminicidios ocurridos este año. Dijo que es muy difícil que una persona que tenga a Dios en su corazón atente contra la vida de otro ser humano.

En el país cerca de 80 mujeres han sido asesinadas este año por su pareja o expareja. La última víctima mortal de los feminicidios fue Juana Peña Cruz, de 33 años, muerta por su expareja en la madrugada del domingo, cuando se encontraba en un vehículo de una patrulla de la Policía Nacional, en el municipio de Jarabacoa, provincia de La Vega. El acusado del asesinato fue identificado como José Esteban Mármol, quien emprendió la huida y sigue prófugo.

Mensaje de Año Nuevo. Por otra parte, el líder religioso pidió a la clase política nacional mantener la prudencia y respeto en el próximo certamen electoral. De acuerdo a monseñor Diómedes Espinal, la paz y la tranquilidad del Año Nuevo para las familias dependerá mucho de la decencia y el respeto que muestre la dirigencia política de la República Dominicana.

“Quiero desearle un feliz Año Nuevo a toda la familia, que reine la paz y la tranquilidad en cada persona”, afirmó el prelado católico, quien ofició una misa en la parroquia Sagrada Familia del distrito de Hatillo Palma, con motivo de la culminación de las fiestas patronales.

Aunque de parte de varias agencias del Estado se aplican políticas públicas para reducir la tasa de feminicidios en la República Dominicana, hasta ahora no se han conseguido los efectos deseados, sino que por el contrario, las cifras van en aumento. Los feminicidios dejan graves secuelas en los familiares de las víctimas, sobre todo en los hijos, aún más cuando se trata de menores de edad que muchas veces presencian las agresiones contra sus madres.
Publicado: jueves, 2 de enero de 2020, a las 6:16 a.m. (ET)