El músico Jerry Vargas, “El Nazareno”, uno de los exponentes del merengue década de los 80s falleció Hoy sábado en República Dominicana

Santo Domingo.- Los restos del merenguero Jerry Vargas, están siendo velados en la Funeraria Municipal Padre Benito Arritea, en los Alcarrizos, desde Hoy sábado. Serán sepultados mañana domingo en el cementerio Cristo Redentor alas 4:30 pm.

El músico Jerry Vargas, conocido como El Nazareno, uno de los exponentes del merengue de la década de los 80s falleció este sábado en la Clínica Cruz Jiminián, ubicada en el barrio Cristo Rey del Distrito Nacional. El Nazareno fue ingreso a ese centro el domingo pasado aquejado de varios problemas de salud.

El doctor Antonio Cruz Jiminián, propietario de la clínica, consideró ese día que el estado de Jerry Vargas era de gravedad. Al lugar fue trasladado por una unidad del 9-1-1. Presentaba una fibrilación ventricular muy severa, de la que no se recuperó. Vargas sufría problemas cardíacos, una neumonía masiva, varios infartos cerebrales y una insuficiencia renal que ya se había clonificado, por lo que cuando fue llevado a la clínica hubo que darle electroshock para revivirlo.

Dedicado a la música
Siendo un adolescente, en Las Guáranas, municipio de la provincia Duarte, formó un grupo con los amigos de su localidad.

“Jerry Vargas tocaba el tres, y sus amigos con cascos de botella hacían música como si fuera una trompeta; otro de ellos tocaba muy bien la marimba. Así empezó a tocar música”, recuerda su hermana Sonia en entrevista concedida al Listin Diario en el 2011, cuando El Nazareno debió ser ingresado en un hospital. Ya con más conocimiento, Jerry se paseaba por las calles de su barrio en una bicicleta con su guitarra en la espalda tocando serenatas a las jóvenes del lugar.

Relató entonces que en los ochenta viene a la Capital y forma su agrupación logrando convertirse en una novedad, ya que su apodo “El Nazareno” le permitía vender una imagen diferente, pero además la propuesta musical que tenía en esos momentos se sumaba a la avalancha de merengue que por esa época disfrutaba el país. A sus 54 años Jerry Vargas no pudo contar con la suerte de guardar una fortuna para sus años posteriores y en los últimos tiempos se mantenía tocando en diferentes bares de la ciudad, acompañado de su piano.

ADICTO A LAS DROGAS, UN MOMENTO DIFÍCIL
Tras seis producciones discográficas, Jerry Vargas viaja a Estados Unidos en una gira con su orquesta. En esa época la crisis comenzaba a arropar a las agrupaciones merengueras y todos los músicos decidieron quedarse a vivir ilegal en Estados Unidos.

Allí Jerry trató de volver a formar su orquesta, pero la situación era difícil. Las drogas comenzaron a arropar su vida y se convirtió en un adicto. En 1995 El Nazareno llegó al país muy enfermo y se internó junto con uno de sus coristas, Raúl Silfa, en Hogares Crea.

“Mi tío se recuperó por completo y se graduó de este programa después de tres años. El ya llevaba una vida sana y tenía como fuente de trabajo tocar en diferentes pianos-bar de la capital y hacía presentaciones en el exterior del país también”, contó su sobrina. Jerry vivía solo en su casa en Residencial Brisas del Este. Es padre de seis hijos. De ellos cuatro viven en Estados Unidos, una es DJ en España y otra de sus hijas reside en República Dominicana.
Publicado: sábado, 18 de enero de 2020, a las 8:02 p.m. (ET)