Magistrado Wilson Francisco Moreta Tremols; Un Juez que educa en Utesa, en la UASD, extensiones de Mao, Santiago y Puerto Plata


Santiago.- Sus compañeros de trabajo y estudio lo señalan como un ser muy bromista, “maldaoso”. Dicen que es tremendo, a pesar de la responsabilidad, disciplina y seriedad de su cargo. Es vegano. Llegó a Mao, ciudad de los bellos atardeceres con dos meses de nacido en brazos de su madre, quien falleció recientemente, y quien era su todo. “ninguna otra palabra existe fuera de ésta”, expresó este magistrado.


Wilson Francisco Moreta Tremols, Juez Sustituto de la Presidenta del Primer Juzgado de Primera Instancia en Santiago, luego de haber sido designado Juez de Paz en Mao y Juez de la Cámara Penal en Valverde. Inició su carrera judicial en 1992. Sencillo, discreto, humilde, pasivo y con gran capacidad de escuchar. Estas últimas cualidades, propias del juzgador, razones por las que no aceptó la propuesta de ser Ministerio Público en Valverde. “Siempre quise el área penal. Cuando estudiaba en la universidad me hacía la idea de ser Ministerio Público y el impulso llegó hasta la parte más difícil, ser juez”, aseguró Moreta.

Es docente universitario, función difícil de combinar cuando se es magistrado del orden judicial, experiencia que no sólo le permite el contacto directo con los futuros abogados, abogadas y funcionarios judiciales, sino que se mantiene actualizado en diversos temas. Enseña en Utesa, recinto Mao y en la UASD, extensiones de Mao, Santiago y Puerto Plata en las materias de Derecho y Procedimiento Penal. Amigo del tiempo, tanto así que ha hecho propia la frase tomada de Eclesiastés “Todo tiene su tiempo”, según Moreta Tremols, no necesita explicación. Se confiesa un entusiasta de la comunicación, “por la experiencia de interactuar con los demás. El comunicador se baña día a día en las más diversas expresiones que se presentan en nuestra sociedad.

Cuando lo hace objetivamente, se convierte en un verdadero profeta, anuncia pero también denuncia”, dijo con su paciencia característica. Formación integral y experiencia comunitaria. Haber formado parte de la Pastoral Juvenil, Cáritas Diocesana y diversas experiencias de trabajo pastoral en la Catedral Santa Cruz fueron determinantes en su vida. “Asumir esos valores, permite que el trabajo realizado donde quiera que estés tenga otro sentido: servicio, gastarte en beneficio por los demás, que nada es propiedad tuya y que cumplido el tiempo tendrás que dejarlo aún no quieras. Nos prepara para asumir los roles del futuro.
Publicado: domingo, 15 de diciembre de 2019, a las 10:12 a.m. (ET)