“Hispanos Del Mundo Educando”: Los 10 mejores alimentos para mejorar la producción de leche durante la lactancia en la Mujer

New York.- La cantidad de leche producida depende de la succión del bebé. Si quieres producir más leche, la clave está en que el bebé tome la que necesite. Cuando la producción insuficiente de leche es problemática pese a que el bebé succione efectivamente, su proveedor de atención médica o un especialista acreditado en lactancia (IBCLC) pueden recomendar lo siguiente:

Aumente el contacto de su piel con la del bebé. Quítese la camisa y quítesela a su bebé: coloque a su bebé sobre su pecho y extienda una sábana o camisa sobre ambos. Hay alimentos que se consideran galactagogos, es decir, ayudan a producir más leche materna. Sin embargo, la recomendación es acudir a un especialista ya que por muy saludables que sean los alimentos, se requiere saber la causa del problema y podrían requerirse otros métodos para solucionar la baja producción.
10 alimentos que suelen tomarse para favorecer la producción de leche

Verduras de color verde oscuro: las verduras de hoja verde oscura como la alfalfa, la lechuga, la col rizada, las espinacas y el brócoli están llenas de nutrientes, especialmente calcio, son una buena fuente de fibra y de aceites grasos Omega 3.

Granos integrales: los granos integrales son muy nutritivos para las madres que amamantan. También se cree que tienen propiedades que apoyan las hormonas responsables de la producción de leche materna. Por lo tanto, comer granos enteros puede aumentar su suministro de leche materna. El grano más común utilizado para producir más leche materna es la avena a la antigua y de cocción lenta.

Ajo: Aunque existe la creencia de que el olor y sabor pasa la leche materna, lo que puede ayudar a mantener a los bebés amamantados amamantando por más tiempo. Sin embargo, los niños no rechazan la leche porque la madre coma un alimento determinado. La difundida (y errónea) creencia popular de que alimentos como la alcachofa, el ajo, la cebolla, el bróculi, las alubias o los espárragos, darían “mal sabor” a la leche, está totalmente infundada.

Hinojo: Las semillas de hinojo agregan sabor a muchos alimentos diferentes, pero el hinojo también es un vegetal que se puede cocinar o comer crudo. El bulbo, el tallo y las hojas de la planta de hinojo son comestibles, y puede agregarlos a sopas, guisos u otras recetas de hinojo.

Garbanzos: Las mujeres que amamantan han estado comiendo garbanzos para producir más leche materna desde la antigüedad egipcia. Los garbanzos son un alimento nutritivo rico en proteínas. También contienen estrógenos vegetales que pueden ser responsables de su uso como galactagogo. Puede agregar garbanzos a la pasta o ensaladas.

Semillas de sésamo: altas en propiedades vegetales de calcio y estrógenos, las madres que amamantan usan semillas de sésamo para producir más leche materna. Puede comer semillas de sésamo solo, como ingrediente en las recetas que prepara, como aderezo para ensaladas o en una mezcla combinada con otras semillas, nueces y frutas secas.

Almendras: las nueces, especialmente las almendras crudas, son saludables y están llenas de proteínas y calcio. Muchas madres lactantes eligen comer almendras o beber leche de almendras para aumentar la cremosidad, la dulzura y la cantidad de leche materna.
Linaza y aceite de linaza: al igual que las semillas de sésamo, la linaza tiene fitoestrógenos que pueden influir en la producción de leche materna. La linaza también contiene ácidos grasos esenciales.

Levadura de cerveza: la levadura de cerveza es un suplemento nutricional que contiene vitaminas del complejo B, hierro, proteínas, cromo, selenio y otros minerales.

Raíz de jengibre fresco: Puede agregar fácilmente jengibre fresco y crudo a los platos que cocina. Si bien el jengibre fresco se considera seguro, no debe tomar suplementos de jengibre sin consultar a su profesional de la salud.

Sea cuidadosa con las infusiones. La percepción de “inocuidad” (no dañan), de estos productos puede hacer que tomemos altas cantidades, potenciándose sus posibles efectos tóxicos
Publicado: jueves, 14 de noviembre de 2019, a las 6:59 p.m. (ET)