“Mi corazón está roto {…} Estoy rota”, dijo policía dominicana María Hernández, al reaccionar a la muerte de su hijo Víctor, baleado por sus colegas de {NYPD}

New York.- “Mi corazón está roto (…) Estoy rota”, dijo la policía María Hernández al reaccionar a la muerte de su hijo Víctor, baleado por sus colegas de NYPD en un aparente incidente de violencia doméstica en Harlem.Hernández está exigiendo una investigación externa sobre la muerte de su hijo, quien según {NYPD} estaba desnudo y armado cuando enfrentó a varios policías, uno de los cuales resultó herido a puñetazos y recibió un tiro que fue detenido por su chaleco antibalas.

“Esto tiene que ser investigado a fondo por una fuente externa porque no tiene sentido”, dijo a New York Post la veterana policía con 19 años en NYPD. Los policías fueron llamados la madrugada del miércoles al edificio de apartamentos 2785 Frederick Douglass Boulevard, donde el joven Hernández (29) se desempeñaba como “Súper”. Aparentemente había estado golpeando la puerta de una mujer en el edificio y rompiendo cristales mientras portaba una pistola de 9 mm, según el comisionado de policía James O’Neill.

Se dijo que golpeó varias veces en la cara y le disparó al oficial Christopher Wintermute (34). Luego otros policías balearon fatalmente al sospechoso. María Hernández, asignada a la Comisaría 52 en El Bronx, tuvo la sombría tarea de identificar el cuerpo de su hijo en la oficina del médico forense de la ciudad. Fuentes dijeron que el sospechoso había tenido “interacciones previas” con la policía, incluyendo un par de arrestos por violencia doméstica este año. Pero su madre insistió en que era un hombre de familia inofensivo.

“Era un gran padre de dos hijos, muy trabajador”, escribió. “Trabajaba duro a tiempo completo e hizo trabajos paralelos para criar a sus hijos y fue a la universidad Lehman. Pagaba sus impuestos y era un buen ciudadano”. La madre dijo que no tenía ninguna idea clara de lo que provocó la aparente violencia de su hijo la madrugada del miércoles. “Él sólo se topó con la policía, no tenían cargos domésticos de drogas o armas”, afirmó. “Sin antecedentes mentales. Era un buen hombre y el mundo es un lugar más oscuro sin su luz brillante “.

Funcionarios de la policía de Nueva York dijeron en una conferencia de prensa el jueves por la tarde que se investigaría el incidente, como es habitual en los tiroteos relacionados con la policía. “Habrá una investigación independiente”, dijo Kevin Maloney, subjefe de la División de Investigación de la NYPD. “En este caso, será conducida por la Oficina del Fiscal de Distrito de Manhattan“. Fue el cuarto tiroteo de oficiales de la ciudad de Nueva York en los últimos nueve días, tres de los cuales resultaron con hombres muertos: dos casos en El Bronx y uno en Brooklyn.
Publicado: sábado, 26 de octubre de 2019, a las 10:18 a.m. (ET)