El animal “Mono Bonobos”, más parecidos genéticamente a los humanos, donde las madres usan estrategias, para acercar a hijos a las mejores hembras

Alemania.- Estas madres quieren hasta tal punto que sus hijos se reproduzcan, que no solo les consiguen parejas sino que los cuidan cuando se aparean al punto que pueden atacar a sus rivales. Los bonobos, una especie del género chimpancé, viven en sociedades matriarcales en las que las hembras ocupan los rangos principales del grupo.

Y ese comportamiento dominante de las hembras tiene un fuerte impacto en la vida sexual de sus hijos, según un nuevo estudio publicado en la revista Current Biology. «Queríamos ver si el comportamiento de las madres bonobo cambiaba el éxito sexual de sus hijos y efectivamente lo hace», señaló Martin Surbeck, primatólogo del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania y autor principal del estudio.

«Es la primera vez que podemos demostrar el impacto de la presencia materna en un aspecto muy importante del desempeño masculino, la fertilidad«, agregó el investigador. «Nos sorprendió mucho constatar que las madres tienen una influencia tan poderosa y tan directa en su número de nietos».

Las madres usan diferentes estrategias para influir el comportamiento sexual de sus descendientes varones. Los machos jóvenes suelen acompañar a sus madres, que los acercan a las mejores hembras en etapa de ovulación. «Las madres actúan como un pasaporte social para sus hijos».
Publicado: lunes, 27 de mayo de 2019, a las 8:10 p.m. (ET)