Policía maneja la hipótesis de que turistas EEUU murieron tras un accidente en las proximidades del Puerto de San Soucí, en Santo Domingo

Santo Domingo.- La Policía Nacional informó ayer que dos cadáveres, uno masculino hallado en las proximidades del Puerto de San Soucí, y otro de una mujer que estuvo interna en el Hospital Darío Contreras, podrían pertenecer a los turistas estadounidenses que llevan 11 días desaparecidos. Según el portavoz de la Policía Nacional, coronel Frank Durán Mejía, el último rastro de Orlando Moore y Portia Ravenelle quedó registrado a la 1:41 de la madrugada del 27 de marzo cuando cruzaron el peaje de Marbella, próximo a la Autopista Las Américas.

Moore y Ravenelle habían partido desde Samaná, donde estuvieron hospedados en un hotel durante tres días, hacia el Aeropuerto Internacional Las Américas, a fin de regresar a Estados Unidos. A pesar de que ambos estaban desaparecidos desde esa fecha, ninguna de las autoridades reportaron hallazgos de cuerpos o accidentados que pudieran estar relacionados con el caso. El editorial del LISTÍN DIARIO publicado ayer había hecho un llamado a las autoridades para que se esclareciera aquel velo de misterio lo más rápido posible y que cayera todo el peso de la Ley en caso de que hubieran involucrados en algún crimen. Después de esa publicación y las reseñas del hecho en medios estadounidenses, Durán Mejía concluyó mediante un operativo de búsqueda y de inteligencia que la desaparición de la pareja se produjo entre el peaje de Marbella y el aeropuerto de Las Américas, y según las cámaras de vigilancia no pasaron el peaje de Las Américas ni entraron a la terminal aérea.

Sin embargo, el portavoz policial planteó la posibilidad de que Moore y Ravenelle hubieran tenido un accidente de tránsito en el kilómetro 19 de la Autopista Las Américas, ya que en la madrugada que desaparecieron, varias personas hallaron a una mujer tendida en la autopista en estado de gravedad debido a que presentaba politraumatismos. Durán Mejía dijo que la mujer con rasgos parecidos a Ravenelle fue trasladada al Hospital Darío Contreras y permaneció en cuidados intensivos hasta el 4 de abril cuando falleció. Mientras que el 31 de marzo, un cadáver con un tatuaje en la mano derecha, igual al de Moore, fue encontrado en las proximidades del Puerto de San Soucí.El vocero de la Policía agregó que ambos cuerpos se encuentran en el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) a fin de agotar los protocolos correspondientes y estos sean oficialmente identificados, ya sea por huellas dáctilares o mediante sus familiares.
Publicado: miércoles, 10 de abril de 2019, a las 5:29 a.m. (ET)