El General de Brigadas Carlos Jáquez Olivero, fue un oficial muy consecuente con los comunistas de Mao, e impidió cayeran presos dirigentes MPD

Por Francisco Peralta...-

Mao.- El General de Brigadas con asiento en la fortaleza Benito Monción de esta ciudad de Mao, Carlos Jacques Olivero, impidió que varios dirigentes del partido más combativo de izquierda, el Movimiento Popular Dominicano -MPD-, cayeran presos luego de producirse un “trueque” de dos armas de fuego que habían sido robadas en la ciudad de Santiago y esta localidad de Mao. 

El día que el hacendado Mingo Peña murió en su residencia de la calle 27 de febrero, se robaron su pistola calibre 45, por persona vinculada a su familia, mientras que en la ciudad de Santiago de los Caballeros, al comerciante maeño Fernando Rodríguez, hijo de chuchito Rodríguez (vinagre patrón Santiago), también le robaron una pistola calibre 32.

Aunque los dirigentes del MPD no participaron en las sustracciones de las pistolas, pero si participaron en el intercambio de ambas armas de fuego, qué posteriormente fueron descubierta por los organismos gubernamentales.

El general Carlos Jáquez Olivero obtuvo las informaciones precisa de cómo ocurrieron los hechos delictivos, por lo que intervino para que los dirigentes del MPD en esta ciudad no fueran apresados, y persona tercera que tampoco sabían el origen de las pistolas, se dieron conversaciones “secretas” con terceros, el MPD, y el general Olivero, para que las cosas se quedaran así, ya que los terceros estaban relacionados con familiares del general. 

La pistola 45  fue llevada a la ciudad de Santiago a los dirigentes del MPD, y la 32 color negro vino para Mao, donde las personas que robaron la pistola 45, la cual fue descubierta y donde vino el escándalo que fue silenciado, para evital mayores escándalos.  
Publicado: sábado, 6 de abril de 2019, a las 8:04 p.m. (ET)