Iglesia Católica reiteró que el gobierno está en la obligación de aplicar “sin demora y con seriedad” las leyes migratorias en República Dominicana

Santo Domingo.- La Iglesia Católica reiteró que el gobierno está en la obligación de aplicar “sin demora y con seriedad” las leyes migratorias en el país, “tomando muy en cuenta las irregularidades que se viven en la frontera dominico-haitiana” y advirtió que no es posible una fusión de Haití con la República Dominicana.

En un mensaje con motivo del 175 aniversario de la Independencia Nacional, la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) también exhortan a prestarle atención urgente a la inseguridad ciudadana y a los elevados niveles de violencia en el país, para evitar que generen un clima irrespirable en la sociedad dominicana. Sobre el tema migratorio, los obispos plantean que es una realidad nacional e internacional de la que ya ha hablado en abundancia, y citó el mensaje emitido en el 2005 titulado “Ante la creciente inmigración haitiana”.

“Con relación a Haití, y respondiendo a voces que vienen de fuera, asumimos el ideario de Juan Pablo Duarte donde explica que no es posible la fusión de las dos naciones. Es necesario que el mundo sea consciente de esa realidad, sobre todo las naciones que desean que nosotros asumamos la solución de Haití”, expresa el mensaje. Plantea que es indiscutible la ayuda que los dominicanos han dado y seguirán dando a Haití, pero asegura que también se requiere la solidaridad de la comunidad internacional, sobre todo de las naciones ricas y poderosas, para ayudar a esa nación a salir de su situación, y también que Haití asuma su responsabilidad.
Publicado: martes, 19 de febrero de 2019, a las 6:22 a.m. (ET)