Papa Francisco arriba a Panamá para encuentro con jóvenes; El pontífice argentino caminó sonriente entre la multitud, saludó y levantó a un bebé

PANAMÁ.- El papa Francisco pisó suelo de Centroamérica por primera vez al arribar a Panamá el miércoles para el encuentro con miles de jóvenes del mundo en momentos en que muchos migrantes centroamericanos son arrojados hacia el norte por la pobreza y violencia en la región. Francisco intentará dejar los escándalos de abusos sexuales que empañan su pontificado a un lado en una visita que estará marcada por el asunto de la polémica generada en Estados Unidos por el prometido muro del presidente Donald Trump en la frontera con México, hacia donde han llegado y se dirigen miles de centroamericanos ávidos de entrar a suelo estadounidense tras caminar cientos de kilómetros de sus países.

El primer papa latinoamericano, hijo de inmigrantes italianos en Argentina, ha hecho de la difícil situación que atraviesan los migrantes y refugiados una de las piedras angulares de su mandato.Además, se espera que ofrezca palabras de aliento a los jóvenes que asisten a la Jornada Mundial de la Juventud, un acto religioso que se celebra cada tres años para animar a las nuevas generaciones de católicos. El pontífice argentino aterrizó poco después de las cuatro de la tarde en el aeropuerto internacional, donde lo esperaban el presidente Juan Carlos Varela, su esposa Lorena Castillo, sus ministros y una multitud de 2.000 personas que alzaban banderitas de Panamá y del Vaticano. Tres niños encontraron al pontífice con un obsequio al bajar del avión y desplazarse sobre una alfombra roja junto a la pareja presidencial.

Antes de subirse al automóvil que lo sacaría de la pista de la terminal, caminó sonriente entre la multitud, saludó y levantó a un bebé. No hubo discursos. Es el primer viaje de Jorge Bergoglio a un país de América Central desde su elección en marzo de 2013, pero antes realizó varias giras a otras naciones latinoamericanas como Bolivia, Paraguay, Chile y Ecuador. Francisco llega para alentar al rebaño de jóvenes católicos del futuro durante la jornada trianual mundial que realiza la Iglesia católica, que se extenderá hasta el domingo. Se estima que más de 200.000 jóvenes –una convocatoria que se queda chica en relación con encuentros anteriores– participen.
Publicado: miércoles, 23 de enero de 2019, a las 7:46 p.m. (ET)