José Valdemiro Rodríguez Guzmán “Marrañao”: Nuestro Personaje “Pintoresco” Maeño, nativo del Barrio “Hoyo de Maroa”

Por Francisco Peralta...-

Mao.- Cuando se habla de los hombres que hacen las historias de los pueblos, no solamente son aquellos que comandan tropas militares y ganan batallas, o haber sido un gran adinerado, ni haber ocupado una función pública de alto relieve, también los hombres y mujeres humildes trabajadores y horrados tiene una distinción inmaculada.
Tal es el caso de José Valdemiro Rodríguez Guzmán, quien a la edad de 73 años, sin haber acudido a la escuela, mantuvo una conducta intachable a la fecha de nunca haber caído preso.




José Valdemiro Rodríguez Guzmán, no es conocido por su nombre ni en la familia, pero cuando se habla de “Marrañao”, entonces si se entiende de un personaje que cuando jugaba pelota y le tocaba batear “Se miraba la sombra, para luego hacer swing, sin mirar la pelota, si la agarraba le daba duro de lo contrario se ponchaba.




En los años 60 hasta la mixta de los 80, “Marrañao” comenzó vendiendo los periódicos Listín Diario, el Caribe y la Nación, pero él únicamente mencionaba el Caribe, aunque las gentes querían el Listín diario o la Nación.




El primer proveedor de periódico Marrañao, fue el periodista Rafael Estrella, quien tenía su agencia en la calle 27 de febrero frente al ayuntamiento de esta ciudad de Mao, en los años del 60, quien le pagaba un centavo y medio por periódico, luego el señor Félix Herrera le pagaba 3 cheles por cada diario que vendiera, la oficina de Herrera estaba en la calle Talanquera próximo a la farmacia Santa Rita.




José Valdemiro Rodríguez, se caracterizó por participar en la gran comelona que organizaba la famosa “Sabita”, donde competía con René, Mira Cielo, Segueta, Gimbo, Vale Toño, Corombo, Chamonga, mandufe, entres otros, llegando a comerse más de 20 platos de espaguetis con salchichón, el ganador se le regalaba 20 pesos.




El 14 de septiembre día de la Santa Cruz en Mao, “Marrañao” siempre se vestía de “Roba La Gallina”, como una forma de deleitar a los hombres y mujeres que participaban de esta actividad de la patrona del pueblo.




A pesar de que Marrañao se vestía de roba La Gallina, le tenía miedo a los mascaraos o lechones, quien se mandaba y se escondía hasta el otro día.




En la actualidad José Valdemiro Rodríguez Guzmán recibe un cheque de 3,000 pesos, del hospital Luis L. Bogaert de esta ciudad, donde trabajó por más de 30 años, una prima de él lo recibe y le lava las ropas y nunca la faltan sus tres comidas.




Ñao, como también es conocido ha perdido casi la visión por lo que para cruzar las calles tiene que esperar que un buen samaritano lo pueda ayudar a pasar, ningún legislador ni gobernador se recuerda de este personaje “Digno” de una mejor vida y quien amerita una pensión que valga la pena, ya que a nadie hizo “mal, ni a nadie mató”, únicamente trabajó.

Publicado: lunes, 27 de agosto de 2018, a las 7:44 p.m. (ET)