Jueza dicta tres meses prisiónpreventiva en contra a directora Juventud de Montecristi y a su esposo acusados de fraude y asociación de malhechores

SANTIAGO.-La  jueza Javierka Gómez, dictó ayer tres meses, de prisión preventiva en contra de la directora provincial de Ministerio de la Juventud en Montecristi y su pareja sentimental acusados de  estafa, abuso de confianza y asociación de  malhechores  en prejuicio de la Gobernación de allí y una estación de combustible.
La magistrada Gómez, de la Oficina de Servicios Judiciales de Atención Permanente en Montecristi,  acogió las pruebas que presentó el Ministerio Público en contra de Delglin Mireya Espinal Torres y Máximo Manuel Rosa (Jimmy).Ambos fueron procesados por la supuesta falsificaron de 173 autorizaciones  de compra de combustibles  por valor de 10, 15, y 20 mil pesos, que eran cobrados en efectivo.    La presunta estafa asciende a un total de RD$906 mil pesos en perjuicio del Estado y la estación de combustible El Reloj.
De acuerdo al expediente,  el hecho que se le atribuye  a la funcionaria quien fue suspendida en sus funciones con disfrute de sueldo por 60 días el pasado viernes amparada en la ley 41-08 de Administración Pública, fue cometido entre los meses mayo y junio de este año.Mientras que,  Espinal Torres, a su salida del tribunal vociferó que convivió maritalmente con el gobernador de Montecristi, Marcelo Cordero,  que supuestamente la obligó a abortar y que debido a esa situación ella no puede concebir hijos.

“Eso es abuso de poder, pero todo se paga aquí.    El le daba combustible a todo al que el quería y ahora,  yo soy la mala”, dijo la funcionaria, entre lagrimas. De su lado, Máximo Manuel Rosa (Jimmy) pareja sentimental de,   Delglin Mireya,  apuntó que el representante del Poder Ejecutivo en Montecristi supuestamente tenía conocimiento de lo que sucedía con las autorizaciones de combustibles. “Yo trabajé en su finca y veía como el abastecía a las personas con el combustible de la bomba (estación)”, agregó Rosa. Ambos imputados cumplirá la medida de coerción en la cárcel San Fernando de Montecristi, mientras el Ministerio Público continuará con las investigaciones. Ayer  una fuente judicial,  dijo que el presunto fraude se descubrió cuando desde el área de contabilidad de la Gobernación se percataron de la irregularidad  por los altos costos en la factura de combustible.

Publicado: miércoles, 4 de julio de 2018, a las 5:08 p.m. (ET)