El frente de la “Basílica Nuestra Señora la Virgen de la Altagracia”, en Higüey, está convertido en un “vulgar cabaret”, a la vista de todo el mundo

Higüey, La Altagracia.- El frente de la Basílica Nuestra Señora de la Altagracia, lugar de peregrinación por excelencia de los dominicanos, donde se le rinde honor a la Virgen de la Altagracia, está convertido en un ‘vulgar cabaret a cielo abierto’ en horas de la noche, a la vista de todo el mundo. En la práctica que lleva mucho tiempo participan prostitutas, travestis, homosexuales y lesbianas de los más diversos pueblos y países, en una dinámica tan indecorosa como el sacrilegio que implica. La modalidad ha llegado a un nivel tal, que algunas familias se niegan a circular por el lugar, donde los practicantes invitan a quienes consideran potenciales clientes, tanto en el frente como en los alrededores del templo, lo cual se extiende al parque central y a la iglesia San Dionisio.


En un negocio frecuentado por familias con hijos pequeños ha mermado la afluencia dada la frecuencia y circulación de los ‘protagonistas de la noche’, quienes se han adueñado del lugar, donde vecinos han denunciado riñas y enfrentamientos en la madrugada e incluso llamado a la Policía por los escándalos.Un equipo de LISTÍN DIARIO pudo comprobar la dinámica y propuestas en la venta de placeres sexuales de todos los niveles, a lo largo de la calle Agustín Guerrero hasta la Úrsula Morel, incluido el frente de los Bomberos y la glorieta del parque central, que sirve como centro de orgías, a pesar de estar frente a uno de los templos más venerados y emblemáticos de la ciudad.

La dinámica implica que dominicanos y extranjeros montan en sus vehículos a los proponentes, sin que agentes policiales o policías municipales intervengan, excepto en casos especiales; cuando ocurren riñas y asesinatos. De un hotelucho de 150 pesos van surgiendo, pasadas las 8:15 de la noche, las primeras ‘proponentes’ que en la medida en que transcurren las horas, suma más ‘jevas despampanantes’ en cuerpos de hombres, y en donde desfilan de forma discreta; motores, carros y lujosas yipetas. Tan conocido es el ambiente nocturno, el cual se ‘calienta’ en la medida en que pasan las horas y se acerca la madrugada; que se ha hecho viral entre la clientela, el nombre de una vendedora de sexo elevada a la ‘fama’ por la cantidad de clientes, entre 6 y 8, que demandan sus servicios en una noche. A pesar de la discreción con que se realizaron algunas tomas, al advertir la presencia de fotos; las prostitutas, homosexuales y travestis tomaron algunas previsiones evitando el escarceo del equipo del LISTÍN, que discretamente debieron esperar varias horas para captar las imágenes, simulando ser potenciales clientes.
Publicado: lunes, 19 de febrero de 2018, a las 9:51 a.m. (ET)