*

Sigue envuelto en un velo de misterio el caso de una abogada y dos sobrinas cuyos cadáveres fueron encontrados en un automóvil

SANTO DOMINGO.- Sigue envuelto en un velo de misterio el caso de una mujer abogada y dos sobrinas suyas, menores de edad, cuyos cadáveres fueron encontrados el miércoles en la noche en un automóvil próximo al templo Los Mormones, en esta capital. La Policía se ha limitado a señalar que está investigando el caso, mientras una versión no confirmada oficialmente señala que una de las niñas, antes del suceso, llamó a su padre pidiéndole auxilio.

La versión en este sentido habría sido ofrecida por Diógenes Olivares, a quien versiones de prensa han identificado como “un allegado de la familia”. Declaró que la llamada fue hecha por Danyi Contreras, la menor de 11 años que iba en el vehículo, y quien posteriormente se convirtió en una de las víctimas. Los familiares de las víctimas se han mantenido herméticos y no han ofrecido ninguna declaración.

Los tres cadáveres fueron sometidos a autopsia en la unidad de patología forense del hospital Marcelino Vélez Santana, sin que hasta el momento se conozcan los resultados de este experticio. Próximo a la 2 de tarde fueron trasladados a la funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln donde serán velados. Según informó la Policía, Regy Dally y Rohanyi vivían en el residencial José Contreras, mientras que Lía Kamil vivía con sus padres en el sector Bella Vista. Los cadáveres “no tenían signos de violencia”.
Publicado: jueves, 16 de noviembre de 2017, a las 7:17 p.m. (ET)