*

La República Dominicana celebró hoy el 173 Aniversario de la Constitución, la que un político dijo: “La Constitución es un pedazo de papel”

Por Marcelino Cabrera...-
Director D' Hispanos Del Mundo...

Santo Domingo.- La República Dominicana celebró hoy el día de la promulgación de la primera Constitución, el 6 de noviembre de 1844, teniendo como tarea pendiente la aprobación de una serie de leyes que manda la misma Carta Magna promulgada el 26 de enero del 2010, al igual que la modificación de otras normas legales, que ameritan ser ajustadas al texto constitucional. Esas leyes no han sido aprobadas, a más de siete años de promulgada esa Carta Sustantiva, entre las que se incluyen la ley sobre la proscripción de la corrupción, que manda el artículo 146 de la Constitución.

El doctor Joaquín Balaguer, uno de los políticos más astutos y sagaces del país, en medio del reclamo de importantes sectores de la nación para que respetara la Carta Magna, señaló que la Constitución es un pedazo de papel. Esas palabras no son de Joaquín Balaguer, sino del jurista alemán Ferdinand Lasalle, y como fueron citadas incompletas por el desaparecido caudillo reformista, se dio a entender que ese contrato social no tenía validez. Lo que señaló el jurista Lasalle, es que la Constitución es un pedazo de papel cuando los líderes políticos, sociales y el ciudadano común, no se sujetan a ella.

La Constitución no es un pedazo de papel, al contrario, es un conjunto de normas que rigen, fijan y limitan las relaciones entre los poderes del Estado y el pueblo. Cuando no se respeta la Constitución se abre las puertas al caos, el desorden, la anarquía y el abuso de poder. La violación grosera de la Constitución de la República, nos llevó a las dictaduras de Santana, Báez, Lilís, Trujillo, y fue el detonante de la cruenta Guerra de Abril de 1965, que tiñó de sangre nuestro país y dividió a la familia dominicana.

Hispanos Del Mundo, fiel a su política informativa en defensa de los mejores intereses nacionales, sigue con detenimiento una posible modificación constitucional. Lo peor sería que la modificación no se logre, no por el criterio de un líder, por respeto a nuestra Constitución sino por la oposición de otro del mismo partido, por intereses propios. No creemos que una modificación constitucional es perjudicial sino por los intereses políticos detrás de ese acto.Aceptamos con gusto una modificación de la Carta Magna, siempre que se haya logrado por un acuerdo nacional para mejorarla. Desde este medio de comunicación, solo pedimos que a la hora de modificar la Constitución, prime la razón en nuestros legisladores y que se tome en cuenta los intereses del país, por encima de las conveniencias políticas, grupales o particulares.
Publicado: lunes, 6 de noviembre de 2017, a las 8:02 p.m. (ET)