Neoyorquinos y turistas disfrutaron el eclipse, para ver cómo la Luna se sobreponía al Sol, evento que la NASA transmitió en vivo

New york.- “¡Wow!” Ésa fue la primera expresión de algunas personas que no habían podido ver el eclipse solar porque no tenían lentes o la caja especial para disfrutarlo, pero alguien les prestó un equipo para que pudieran hacerlo. El puente de Brooklyn se convirtió en una especie de mirador para turistas y locales, aunque muchos no pudieron verlo por falta de los aditamentos adecuados, como una pareja de italianos, a quienes les prestaron unos lentes. “No sabíamos”, dijo el chico, “pero está genial”. “No tomes fotos con tu cámara directo al Sol”, le dijo alguien. “¡No, no… lo sé!”.

En el Parque Dumbo, miles de personas, entre paseantes y neoyorquinos, se congregaron para disfrutar el fenómeno astronómico que alcanzó el 70 por ciento en Nueva York a las 2:44 p.m., como estaba previsto. No estaba completamente oscuro, pero parecían el ocaso, quizá por ello muchos se decepcionaron. “Pensé que iba a estar más oscuro”, expresó una turista en inglés. “Me decepcionó un poco”. Se sorprendió cuando supo que en este lado de los Estados Unidos, sólo se vería hasta el 70 por ciento. “¡Con razón!”. Una visitante de Manhattan mostró su caja de cartón adaptada por ella misma con el papel aluminio y el papel bond, para ver cómo la Luna se sobreponía al Sol, evento que la NASA transmitió en vivo. “Fue muy fácil, sólo corté en los dos extremos y le puse el aluminio y el papel bond”, explicó Gina, quien aprovechó su hora de “lunch” para irse al parque con otros compañeros. “Fue fácil llegar aquí, sólo dos paradas del Subway, de la Línea A”, contó. David, quien iba de Yonkers, acudió al Parque Dumbo de paseo, pero no iba preparado para ver el eclipse.

“No, no vengo preparado”, nos confió, por lo que este reportero le prestó los lentes Lunt Solar Systems y pudo disfrutarlo. “¡Está espectacular!”, expresó.Varios parques de la ciudad fueron escenario para quienes tenían la seria intención de ver el fenómeno, aunque en esa parte de Brooklyn no se vieron grupos muy grandes, la gente disfrutó y compartió con otras sus equipos. Algunos hacian malabares con el celular y los lentes para tomar una imagen del Sol sin verlo directamente, ya que podían haber dañado su vista y otros de plano mejor hacían tomas del Bajo Manhattan y el puente de Brooklyn. Sorprendió ver a algunas personas mirar al Sol con un papel aluminio de por medio. “Nos lo dieron en una tienda, porque ya no tenían lentes”, pero cuando les presté los míos, la reacción fue similar a la de David. “¡Wow!, sí se ve diferente”. Camino al área, decenas de personas se paraban en las esquinas e intentaban tomar fotos con sus celulares sin mirar al Sol, otras ni siquiera entendían lo que ocurría y observaban curiosas aquellos malabares. A temprana hora, el alcalde Bill de Blasio escribió en Twitter que la ciudad se preparaba para el eclipse y sugirió a los neoyorquinos “utilizar lentes especiales y tomar precauciones”. El evento concluyó a las 4:00 p.m. y la gente volvió a su vida cotidiana.
Publicado: martes, 22 de agosto de 2017, a las 6:31 a.m. (ET)