Harvey se fortaleció hoy frente a la costa de Texas, donde sigue dejando lluvias que amenazan con aumentar el saldo temporal de ocho víctimas mortales

Miami.- La tormenta tropical Harvey se fortaleció hoy ligeramente en aguas del Golfo de México y sus vientos aumentaron a 45 millas por hora (75 kilómetros por hora) frente a la costa de Texas, donde sigue dejando lluvias que amenazan con aumentar el saldo temporal de ocho víctimas mortales. En su último boletín, emitido a las 5 pm EST, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) amplió la zona de aviso de tormenta tropical a nuevas zonas de Luisiana, donde ya se sienten los efectos del ciclón, el más poderoso en llegar a Texas desde 1961.

Harvey, que alcanzó la costa con vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora, lo que le convirtió en huracán de categoría 4 en la escala Saffir Simpson, para un máximo de 5, se desplaza hacia el estesureste a 3 millas (6 kilómetros) por hora y se halla a 45 millas (70 kilómetros) al este de Port O’Connor y 235 (145) de Port Arthur (Texas). A pesar del fortalecimiento de la velocidad de los vientos, la preocupación reside en las “inundaciones catastróficas que amenazan la vida en el sureste Texas”, señaló el CNH. Se espera que Harvey deje hasta el jueves nuevas lluvias que podrían alcanzar las 10 y 20 pulgadas (entre 25 y 50 centímetros) en el suroeste de Luisiana y el norte de Texas.

En esta última región, las lluvias podría provocar acumulaciones de agua de hasta 50 pulgadas (1,2 metros), incluido en las áreas metropolitanas de Galveston y Houston, ciudad que ha sufrido enormes inundaciones en los últimos dos días. El otro gran peligro es el aumento del nivel del mar en las zonas costeras, debido a la marejada ciclónica y las altas olas que provocan los fuertes vientos, y en algunas zonas se esperan aumentos del nivel del mar hasta un metro de altura. Ante esta situación, el CNH reiteró su petición de que las personas que se encuentran a salvo no intenten regresar a las zonas afectadas y no se conduzca por carreteras inundadas. La tormenta está previsto que se desplace hacia el noreste y a lo largo de la costa de texas hasta el miércoles, cuando volverá a tocar tierra cerca de la frontera con Luisiana, para dirigirse hacia el norte, donde se disipará a finales de semana, no sin antes dejar importantes lluvias en toda la región.
Publicado: lunes, 28 de agosto de 2017, a las 9:15 p.m. (ET)