La Mara Salvatrucha {MS-13} utilizó a dos mujeres como cebo para atraer y llevar a cabo el brutal asesinato de cuatro jóvenes en un Parque de New York

New York.- La Mara Salvatrucha (MS-13) utilizó a dos mujeres como cebo para atraer y llevar a cabo el brutal asesinato de cuatro jóvenes en abril pasado en un parque de Long Island, a los que confundieron con miembros de una pandilla rival. Tres de los imputados fueron identificados como Alexis Hernández (20), Santis Leonel Ortiz-Flores (19) y Omar Antonio Villata (19), quienes habrían utilizado a dos mujeres asociadas a la ‘MS-13’ para llamar la atención de las víctimas. El cuarto detenido es menor de edad y no se dio a conocer su identidad.

El asesinato fue vinculado a ‘MS-13‘ debido a las heridas de machete y golpes con bates de madera que presentaron los cuerpos de Justin Llivicura (16), Jorge Tigre (18), Jefferson Villalobos (18) y Michael Lopes Benegas (20), que son comunes ver en los crimines que comete ese grupo criminal. El cruel asesinato fue el decimoséptimo asociado con esa banda en los últimos 18 meses en Long Island, lo que ha llevado a las autoridades a reforzar la persecución de los pandilleros. Ya se han reportado 17 detenciones con cargos por asesinatos, crimen organizado, incendio provocado, obstrucción a la justicia, conspiración para la distribución de marihuana y cocaína, entre otros cargos incluyendo varios relacionados con armas.


El documento oficial del Departamento de Justicia detalló los pasos que antecedió a la muerte de los jóvenes latinos: “En la tarde de la matanza, dos mujeres asociadas a la MS-13 atrajeron a cinco jóvenes, incluyendo a las cuatro víctimas, a un parque comunitario en Central Islip de acuerdo a las órdenes de los miembros de la MS-13 que pensaban que las víctimas eran miembros de una pandilla rival. El quinto joven pudo escapar de manera milagrosa”. Mientras las mujeres llevaban a los jóvenes a una zona desguarnecida y poco visible del parque, cerca de 10 pandilleros esperaban un mensaje de texto con su ubicación para atacarlas con machetes, navajas y bates de madera, según contó Univision 41. “Los miembros de la MS-13 y sus asociados arrastraron los cuerpos de las víctimas hacia un lugar apartado y huyeron. Los cuerpos fueron descubiertos la tarde siguiente, el 12 de abril”, detallan los documentos. El suceso tuvo tanta repercusión que Jeff Sessions, Fiscal General Federal, viajó a Central Islip para visitar el vecindario de las víctimas y hablar sobre el plan para erradicar la pandilla. “Representan una de las amenazas más graves para la seguridad del público americano”.
Publicado: jueves, 20 de julio de 2017, a las 5:23 p.m. (ET)