*

El deporte dominicano tiene por delante un año de compromisos y grandes desafíos; El 2017 ofrece una oportunidad decisiva para República Dominicana

SANTO DOMINGO.- La manera de mirar el punto de más atracción en 2017, en términos competitivos, sin dudas recae en el béisbol. En cuanto a programas, todo indica el Pacto Nacional de Deportes que propone el Ministerio de Deportes. La única competición de un evento multidisciplinario en 2017 serán los Juegos Bolivarianos, lo que marca el inicio del ciclo olímpico, que concluye con las Olimpíadas de Tokio 2020.

Por ser los campeones, el Clásico Mundial de Béisbol toma un calibre de alto nivel para la República Dominicana; ese título y el consecuente compromiso de los gestores del equipo, de repetir la corona, tiene apuradas a las naciones rivales, especialmente Estados Unidos que para esta cuarta edición promete tomarse el show un poco más en serio.

Será a partir del 6 de marzo cuando se eche a rodar este campeonato mundial, que supera por mucho en calidad de campeonato y jugadores el torneo de béisbol de los Juegos Olímpicos, una interrogante que perdurará alrededor de las futuras olimpíadas. El 22 de marzo será la última fecha y ahí pretende estar República Dominicana.
Publicado: domingo, 1 de enero de 2017, a las 1:59 p.m. (ET)