*

Los Manglares que bordean en la República Dominicana, también son atractivos para turistas que visitan el emblemático Parque Los Haitises

SABANA DE LA MAR.- Cobijas y protectores de las costas en tiempos de huracanes, los manglares que bordean las bahías de San Lorenzo y Samaná también son atractivos para turistas que visitan el emblemático Parque Nacional Los Haitises. Los mangles de la variedad roja, en las riberas del río Caño Hondo, convierten la zona en una verdadera carretera acuática-ecológica, que advierten a los viajeros que se está llegando a la Bahía San Lorenzo. Los arbustos costeros se hacen también atractivos cuando se llega a la bahía San Lorenzo, reservorio de una rica y acentuada fauna y flora.

Visto desde que se zarpa en el embarcadero del río Jibales, en Caño Hondo, a unos 9 kilómetros al norte del costero municipio, los manglares, con sus retorcidas y encorvadas raíces hacen único el lugar. Los retorcidos árboles van formando especies de cuevas, que se convierten en reservorios y hábitat de crustáceos y peces, muchos en peligro de extinción. Son ya una razón que lleva a que turistas e investigadores de la biodiversidad se interesen por conocer este bosque costero que cubre unos 10 kilómetros de extensión desde la bahía San Lorenzo hasta la desembocadura del río Yabón, frente a la bahía de Samaná. Los manglares se tienen como un escudo heráldico, que protegen las costas de las aguas marinas y al mar de la contaminación y la sedimentación que producen las escorrentías de las aguas que salen de las montañas del parque.

A nivel mundial los manglares ocupan aproximadamente 16,530, 000 hectáreas de las cuales 5,831,000 son en América Latina y el Caribe, o sea 35.3% del área total y de estas las mayores extensiones se encuentran en Brasil y México. Los mangles de Sabana de la Mar son, según ambientalistas, un criaderos de mamíferos, entre el que se resalta el manatí. Esos expertos aprovecharon para denunciar que la especie es capturada por pescaderos de Sánchez que incursionan en la Bahía San Lorenzo. El valor económico y ecológico no se mide, pero se estima que la mayoría del cangrejo capturado en la región Este es producido en los mangles de Sabana de la Mar. Las hierbas marinas o arrecifes de corales y sus larvas y juveniles se desarrollan de manera acentuada en las raíces de los mangles, lo que asegura la sostentabilidad de la industria pesquera en la zona, que en los últimos dos quinquenios se ha ido organizando en este municipio de ricos y esplendorosos recursos naturales.

Los manglares y las aves


Las aves y nidos que se avistan sobre las raíces y el maleable follaje que va cubriendo la espesura húmeda que da a la bahía de San Lorenzo, son un espectáculo único y digno de observar en la parte oriental de la isla Hispaniola. Los manglares atrapan sedimentos y hojarascas entre sus raíces y se ha escrito que ayudan a rellenar y recobrar terrenos con valor orgánico. Recordamos que el mangle se reproduce por estacas, extraídas de las torcidas raíces y entre Sabana de la Mar y Samaná está el 40% de la producción nacional.

La morfología o configuración de los manglares de Sabana de la Mar son de los más importantes, caracterizándose por presentar topografía escabrosa, creando cerros y depresiones. Algunos islotes, siempre cubiertos por mangles y otros árboles, son traspasados por cavernas, como la de San Gabriel, donde la embarcación deja a los turistas al extremo norte, para recogerlos por el lado sur, conociéndose una impresionante sala subterránea con árboles que se trepan por sus paredes.Sobre los cayos viven aves rapaces, como el alcatraz, laura, garza blanca, pelícano, cuervo, cuyaya o cernícalo, paloma turquesa, y ya entre los arbustos en un área escabrosa de Los Haitises se aprecian varios ejemplares del gavilán de la Hispaniola, ave gigante que está en peligro de extinción.En la caverna conocida como Puerta del Cielo se puede observar el afloramiento del río del mismo nombre, que hace del escenario un verdadero espectáculo de la naturaleza.


Publicado: martes, 27 de diciembre de 2016, a las 7:33 p.m. (ET)