“Hispanos Del Mundo Educando”: Dolor de cabeza, mareos, irritabilidad, desgano y cansancio son los principales síntomas de la “resaca”

Dolor de cabeza, mareos, irritabilidad, desgano y cansancio son los principales síntomas de la resaca que comúnmente se presenta después de una noche de exceso de comida, alcohol y cigarrillo. Algo que muchos seguramente sentirán tras celebrar con todo la llegada del 2017. Pero, ¿por qué se produce la desagradable “resaca”, como se le conoce en el lenguaje popular?. La razón es muy simple: el alcohol tiene un poderoso efecto diurético, por lo que al beberlo en exceso hace que la persona orine más y, finalmente, se deshidrate. “Esa deshidratación tienen efecto en todo el cuerpo, pero la zona más sensible a ella siempre es el cerebro. De ahí, entonces, los síntomas de mareos, irritabilidad, dolor de cabeza, etc.”, explica Soledad Oltra, especialista en medicina interna de Clínica Universidad de los Andes.

Oltra agrega que también puede ocurrir que las personas tomen bebidas que contengan un tipo de alcohol diferente al etanol, cuya toxicidad empeora aún más los síntomas de la resaca. Respecto a la duración de la “resaca”, la especialista en medicina interna sostiene que depende de cada persona y del tipo de alcohol que ha ingerido. “Los hombres, como tienen mayor peso corporal, habitualmente metabolizan más rápido el alcohol a diferencia de las mujeres. Pero, en general, debería durar máximo un día, no más que eso”, afirma Oltra. Eso sí, es importante estar alerta a señales como dolores de cabeza demasiado fuertes, compromiso de conciencia, dolor brusco de estómago o vómitos incontrolables, entre otros, ya que en esos casos se debe recurrir lo más pronto posible a un servicio de urgencia.
Prevenir la resaca
Aunque resulte obvio, la mejor forma de evitar que “se te parta la cabeza” después de una celebración como la de Año Nuevo, es directamente no beber alcohol. Sin embargo, como para algunos eso es impracticable, el paso siguiente sería “gobernarse”. “Consumir alcohol de forma moderada y, ojalá de buena calidad”, dice Oltra. Asimismo, si se considera que gran parte de los síntomas de la “resaca” responden a la deshidratación que produce el alcohol, entonces un buen consejo es evitar que esto ocurra bebiendo agua. “Por cada vaso de destilado, debe ir asociado un vaso de agua. También es recomendable tomar un vaso grande de agua antes de dormir y, en general, intentar mantener la hidratación del cuerpo durante todo el tiempo que duren las celebraciones”, sugiere la especialista en medicina interna.

Existen muchas recetas caseras y consejos populares para aliviar los desagradables síntomas de la resaca, como los famosos caldos “levanta muertos”. Pero, ¿son efectivos? Según Soledad Oltra, algunas de estas recomendaciones sí atenúan los síntomas, pero solo de manera pasajera. “Muchas personas aconsejan seguir tomando alcohol al día siguiente de las celebraciones y, claro, eso alivia, pero finalmente es porque el organismo sigue alcoholizado. Eso bajo ningún motivo está recomendado”, recalca. Y aunque no existen recetas científicamente demostradas para aliviar la “resaca”, Oltra señala que algunas medidas que ayudan a atenuar los síntomas son:

Descansar más de la cuenta: es importante dormir bien e incluso permanecer con el dormitorio a oscuras si es que el dolor de cabeza es demasiado intenso. Y ¡ojo!, la resaca no se “cura” con ejercicio, por lo que no es para nada recomendable ponerse a hacer actividad física un 1 de enero.

Mantener la hidratación: lo mejor para ello es beber agua, aunque también esta puede reemplazarse por infusiones de hierbas e incluso jugos de frutas, ya que pueden ayudar a equilibrar los niveles de azúcar en sangre que podrían verse afectados por la ingesta excesiva de alcohol.

Alimentarse bien: lo esencial es no hacer grandes desajustes en las comidas y optar por alimentos saludables. Muchas veces la resaca puede producir náuseas, por lo que lo ideal es evitar las comidas demasiado condimentadas o muy grasosas, ya que solo ayudarán a empeorar los síntomas.

No abusar de los medicamentos: Soledad Oltra aclara que las sales de fruta y los antiácidos no sirven para aliviar la caña, sino que más bien son útiles para aquellas personas que presentan una gastritis o irritación estomacal derivada de la ingesta de mucha comida y alcohol. En este sentido, quizás lo único que sirva es el paracetamol para disminuir el dolor de cabeza, pero sin abusar de él, ya que puede tener efectos adversos en el hígado.
Publicado: sábado, 31 de diciembre de 2016, a las 5:08 p.m. (ET)