Un niño de ocho años murió ahogado y otro se encuentra desaparecido, tras ser arrastrados por dos Ríos de la República Dominicana

Santo Domingo.- Un niño de ocho años murió ahogado y otro se encuentra desaparecido, tras ser arrastrados por las aguas de los ríos Bacuí de La Vega y el Soco en San Pedro de Macorís. Biannel Rafael, quien residía en la comunidad Las Hierbas, murió tras caer al rio tratando de recuperar un juguete; mientras que Ángel David Rijo, de 12 años, fue arrastrado por las aguas del río Soco, luego de lanzarse al afluente desde el puente Eugenio Miches, cuando compartía con otros niños.

La Defensa Civil, dijo que el cadáver de Biannel Rafael fue encontrado en la mañana de hoy en el distrito municipal Juan Rodríguez por brigadas del organismo. Asimismo dijo que continúa la búsqueda de Rijo, quien reside en el sector El Matadero, en San Pedro de Macorís. La Defensa Civil, informó que en La Vega, el desbordamiento de los ríos Camú, Licey y Bacui, provocaron inundaciones en las comunidades de Los Rieles, Bacuí, Ranchito y Sabana Rey. En Los Rieles, unas 138 viviendas resultaron afectadas; en Bacuí unas 41, en tanto que en Ranchito están anegadas 615 casas. Indicó que en Sabana Rey unas 268 familias fueron desplazadas de manera voluntaria a casas de parientes.

Mientras que en la iglesia Evangélica Los Rieles se mantienen 103 personas, 34 niños y 69 adultos. En la escuela Ernesto Concepción Ranchito están alebradas 214 personas, y en la iglesia El Buen Pastor Ranchito, 30. En tanto que en Higüey, en al sector La Florida, fueron evacuadas unas 25 familias debido a que sus viviendas están inundadas por la crecida de la ríos Dwey y Kicimani.
Publicado: domingo, 20 de noviembre de 2016, a las 11:45 a.m. (ET)