Un dominicano de 22 años de edad fue asesinado de tres disparos, uno de los tiros en la cabeza y otro resultó herido durante una balacera

New York.- Un dominicano de 22 años de edad, identificado como Joseph Jiménez, fue asesinado de tres balazos, uno de los tiros en la cabeza y otro resultó herido durante una balacera el sábado en El Bronx, en la que se dispararon diez balas, dijo la policía. Las víctima también fue baleado en la mano izquierda y un hombro.

Jiménez, estaba en la intersección de la avenida Walton y la calle Rockwood, en el vecindario Mount Eden a las 11:24 de la noche, cuando fue mortalmente baleado. El herido de 21 años de edad, recibió un balazo en una pierna, no ha sido identificado y fue él mismo al hospital donde fue curado y despachado. El motivo del asesinato de Jiménez no ha sido esclarecido por los investigadores y no quedó en claro de inmediato si el disparo que hirió al otro hombre, fue una bala perdida, o si él era blanco del o los tiradores. Testigos dijeron a la policía que poco después de los disparos, un carro negro se alejó a toda velocidad de la escena del crimen.

Jiménez  fue ingresado en el hospital Bronx Lebanon donde fue declarado muerto. Los investigadores tratan de establecer si el muerto y el sobreviviente estaban relacionados. Los familiares de Jiménez, se apresuraron a aclarar que no era un delincuente ni un “ganguero”, como se estila a publicar en los medios, cada vez que ocurre un asesinato de jóvenes en la ciudad y especialmente en sectores plagados de violencia, como Mount Eden, donde vivía la víctima. La desconsolada madre, Milady Jiménez, dijo entre desgarradores llantos, que le quitaron a su ángel. Elizabeth Ortiz, tía de Jiménez, dijo que el joven nunca se había metido en problemas, ni estaba vinculado a pandillas.




“Que el pueblo entero, que El Bronx entero sepan que él no era un delincuente, porque eso es lo primero que dicen cuando salen las noticias: era un ganguero y un vende drogas y él no era eso”, añadió la tía. Saturnina Abreu, otra de las tías de Jiménez, dijo que “ese era un niño que mataron, inocente de todo, de todo, porque estaba comenzando a ver la vida”. La policía dijo que a las 11:24 se recibió una llamada al 911 respecto al tiroteo y que agentes enviados a la escena, encontraron el cuerpo de Jiménez en la referida intersección. Parientes dijeron que el joven había regresado del trabajo a la casa antes de las 11:00 de la noche y que le dijo a su madre que iría a visitar la novia. Al cierre de esta crónica, la policía no había hecho arrestos ni ubicado sospechosos en conexión con el asesinato de Jiménez.
Publicado: lunes, 17 de octubre de 2016, a las 9:32 p.m. (ET)