*

"Nuestro Editorial...": Ver , oir y no callar es la Misión de un Buen Periodista, eso es el Equipo de Reporteros de: {Hispanos Del Mundo Punto Com}

New York.- La vida nos ha enseñado que ser periodista no es llegar a una universidad y recibir, por decreto o no, un título que lo acredite como tal. Realmente como dicen las Escrituras "Muchos son los llamados, pero pocos son los elegidos". Y, es que el periodismo para mi es un apostolado que se inicia con la búsqueda de la verdad y con el enorme sentimiento de libertad de libertad de emisión del pensamiento. Periodista es ser una persona humana con sentimientos, con visión, con errores.

Un hombre o una mujer que lleva en sus espaldas la responsabilidad de informar de los hechos que ve, que escucha y que no pocas veces padece tales como el calor, el hambre, el frío, la explotación, la discriminación, el dolor, la tristeza, y en fin, cualesquiera de los sentimientos y padecimientos que existen en la humanidad, pero quien ante la impotencia sólo encuentra como válvula o mecanismo de escape, su expresión.

Su trabajo no es intangible, se refleja en las páginas de los medios de comunicación impresa, en el manejo de las imágenes de los medios televisados, en sus locuciones radiofónicas, en sus noticias, en sus comentarios, en sus artículos, en sus reportajes y en todos los géneros periodísticos existentes hoy y por descubrirse y acuñarse mañana. Ser periodista, dijo alguna vez Joaquín Medina Bermejo, periodista guatemalteco, ES VER, OÍR Y NO CALLAR.

El periodista se transformó en ser humano, que todo lo evalúa una y otra vez; un individuo que vive en carne propia lo que publica, y quien se identifica con los que menos poseen; una persona que por su misma naturaleza y vocación está en contra de las injusticias, del abuso, de las violaciones a los derechos humanos, de los gobernantes autoritarios, de poder y dominio.

Ser periodista es hablar y escribir la verdad, sin embargo, hay quienes han suplantado este apostolado y se han apropiado de los medios de comunicación contradiciendo totalmente la verdadera razón de ser del periodismo y de quienes con amor, pero con firmeza, hacemos diariamente lo que nos gusta informar con veracidad, buscar la verdad, hablar en favor de quienes no pueden o son acallados, así como denunciar siempre todo tipo de injusticia o sometimiento humano.

Ser periodista es amar la verdad, haberse casado con ella y vivir para ella, al publicar y difundir la verdad, el periodista juega un papel muy importante y evidencia los abusos, es que han sido muchas las víctimas del periodismo quienes han sido acallados, muertos, asesinados A ellos, quienes legaron su ejemplo, quienes les permitieron estar donde están hoy, y quienes al igual que nosotros, rechazaron el abuso, la explotación, la mentira y la falta de transparencia, un reconocimiento público.
Publicado: domingo, 9 de octubre de 2016, a las 3:21 p.m. (ET)