“Las últimas horas con Carla Massiel”: El dolor que le ha causado a sus familiares despedirla en la fecha en que nació “solo Dios lo sabe”

Santo Domingo.- Desde el 2005, el 8 de octubre ha sido un día de fiesta y alegría en la familia Cabrera, debido al nacimiento de las gemelas Carla Massiel y Perla Massiel Cabrera. Pero lo que nunca imaginaron los miembros de esa familia fue que este año sería la excepción, y en vez de celebrar, iban a estar sumergidos en el dolor y el llanto.

Los restos de Carla Massiel Cabrera, quien desapareció misteriosamente el pasado 25 de junio de 2015 en los alrededores de su residencia, en Los García, Pedro Brand, y su osamenta hallada el 16 de agosto de este año, eran velados ayer, día en que ella y su gemela cumplirían juntas sus 11 años, en la funeraria municipal del citado sector.

El dolor que le ha causado a sus familiares despedirla en la fecha en que nació “solo Dios lo sabe”.
“Ay que dolor tan grande, cómo yo iba a imaginar que el día que nació, ese mismo día yo te estaría velando mi hija. Siempre tan dulce y atenta conmigo. Ay Dios mío, esto es muy grande”, recitaba entre llantos, una y otra vez, Diolandita Cabrera, madre de la menor. Cabizbaja, reiteró que “esta situación me tiene muy mal, porque un día como hoy Dios me la regaló y un día como hoy tengo que estar velándola. Eso es bastante doloroso, bastante fuerte”.

Los hermanitos de Carla Massiel, Ángel Gabriel y Perla, su gemela, no quisieron asistir al velatorio de su hermana. “Perla no quiere estar aquí (en la funeraria), ella lo único que me dice es que quiere que las personas que le hicieron eso a su hermana paguen por lo que hicieron”, dijo Diolandita. Además, Perla le dijo a Diolandita “mami, yo no quiero ir para allá, porque me siento bastante mal y no quiero ver a mi hermanita ahí. Hoy todos deberíamos estar celebrando, pero míranos aquí, llenos de tristeza porque Carla no está”. El varón, Ángel Gabriel, de 14 años, siempre se ha caracterizado por ser de poco hablar, y solamente se limita a observar sin emitir ninguna opinión, “él siempre se guarda todo, nunca me dice lo que siente, aunque yo le pregunte”.

Exige justicia por su hija
“Aquí estamos, con el final en las manos, pero el siguiente paso que vamos a dar es seguir reclamando justicia, porque la muerte de mi hija Carla Massiel no se puede quedar impune”, dijo. Expresó que los culpables, “todos, porque no son solamente los dos que están presos, deben estar tras las rejas. La hija del doctor es la primera que tiene que estar presa. Las autoridades tienen que mover cielo y tierra para buscarla, porque ella debe pagar lo que hizo”.

Manifestó que no se cansará de reclamar, “porque mientras vida tenga y no se haya aclarado el caso de mi hija, voy a seguir exigiendo justicia”. Diolandita agregó que está coordinando con su familia para hacerle un gran recordatorio a Carla. De su lado, Manuel Reyes, esposo de Diolandita y padrastro de sus hijos, definió la situación como un verdadero caos.
Publicado: domingo, 9 de octubre de 2016, a las 10:14 a.m. (ET)