*

"Donald Trump vuelve a meter la pata': Pone en duda que vaya a aceptar los resultados electorales de elecciones democrática de EEUU

LAS VEGAS, Nevada.- Desafiando una tradición democrática de dos siglos en Estados Unidos, Donald Trump dejó claro en el tercer debate presidencial queconsidera que las elecciones probablemente están trucadas y que mantendrá “en suspenso” si aceptará o no los resultados. “Lo veré en su momento”, dijo Trump ante una pregunta del moderador del debate Chris Wallace sobre si aceptará los resultados de las votaciones del 8 de noviembre. “Los medios son tan deshonestos, me han atacado tanto y envenenado las mentes de los votantes”.

Clinton calificó de “horrible” ese comentario de Trump.“Cuando él ve que las cosas no van en su favor siempre dice que todo está trucado”, apuntó. “Hasta una vez que su programa de televisión no ganó 3 Emmys consecutivos Donald dijo que los Emmys estaban trucados”. “Debí de haberlo ganado”, contestó Trump.Wallace presionó a Trump sobre este particular, indicando que en la historia democrática del país siempre ha habido una transición “pacífica” del poder, no importa los duros ataques que hubiera durante la campaña.

“¿Siempre el perdedor concede, y no digo que usted lo sea, pero es que no piensa hacerlo?”, dijo el moderador. “Ya les diré en su momento, lo mantendré en suspenso” dijo Trump. El candidato republicano ha pasado las últimas semanas repitiendo que la elección está “trucada”, mientras que funcionarios electorales de todo el país han negado tal posibilidad, indicando que los sistemas son individuales y manejados en forma local y estatal. Nunca en la historia de los Estados Unidos un candidato presidencial ha dado por descontado el resultado de una elección, y mucho menos antes del hecho, dijeron los expertos.

David Damore, politólogo de la Universidad de Las Vegas, Nevada dijo a La Opinión tras el debate que la declaración de Trump fue “bastante asombrosa”. “Este ha sido un sello característico de la democracia estadounidense”, dijo Damore. “Hasta en el año 2000, cuando hubo un resultado contencioso se aceptó y hubo una transferencia pacífica”. La actitud de Trump presenta un reto para el partido republicano, añadió el experto. “ ¿Qué hará su partido si Trump pierde y en vez de aceptar la elección insiste en esta actitud?, dijo. “Especialmente porque los estados en disputa casi todos tienen gobernadores republicanos que son quienes manejan el sistema electoral”.

Varios estudios han señalado que el fraude de voto es casi insignificante en Estados Unidos y muy “raro”. El Centro Brennan de Justicia de New York determinó que los casos de fraude están en el nivel infinitesimal de la escala numérica. Algunos republicanos empezaron de inmediato a condenar lo dicho por Trump, como es el caso del senador Jeff Flake de Arizona quien dijo que la actitud de Trump “va más allá de los límites”.
Publicado: jueves, 20 de octubre de 2016, a las 6:59 a.m. (ET)